Museo de Arquitectura e Historia al Aire Libre de Durango

Paseo Las Alamedas

El gobernador del Estado, Santiago Baca Ortiz, tuvo la iniciativa de realizar una plantación para construir un paseo en las márgenes del arroyo que cruzaba la ciudad y dividía a esta del pueblo de Analco, origen del popular paseo que aún disfrutamos.

El paseo actual comprende unas siete cuadras, desde el punto donde inicia la calle Juárez, hasta el lugar donde concluye la calle 5 de Febrero.

Nombre Original o Nombres Adicionales: La Alameda – Las Alamedas
Año de Edificación: Siglo XIX
Dirección (y calles aledañas): Blvd. Dolores del Río
  Uso Original:   Paseo   Uso Actual: Paseo
Tipo de Construcción y Materiales: Plantación de Álamos
  Ocupantes o Dueños de Interés: En este paseo se encuentran monumentos a Benito Juárez, Venustiano Carranza, Ignacio Zaragoza y Nelly Campobello

En el siglo XIX, se iniciaron otras dos plantaciones más, una al Oriente que concluía frente al panteón, enmarcando el camino al cementerio. De este paseo se conserva una plantación reciente de eucaliptos frente al camposanto y unos cuantos especímenes de centenarios álamos. Otra plantación más se realizó a mediados del siglo XIX, hacia el norte de la ciudad, para enmarcar el camino al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe. Seguramente las dificultades para el riego de estos árboles impidieron su crecimiento, por lo que la larga explanada destinada a la alameda del norte quedó pronto abandonada. Sólo algunos álamos lograron sobrevivir y se yerguen majestuosos recordando este fallido paseo.

Gracias a la abundante agua del Arroyo del Guadiana, conocido largamente como “Acequia Grande”, la Alameda iniciada por Santiago Baca Ortiz logró desarrollarse adecuadamente, por lo que unos años después se decidió ampliar este paseo, hacia la gran plaza que se abría como un solar frente al cementerio del Hospital de San Juan de Dios.

El gobernador Fernando Ortiz de Zarate tuvo la iniciativa de construir esta extensión que, a la postre llevaría su nombre, como Parque Ortiz de Zarate, aunque la tradición popular lo recuerda solamente como Plazuela Baca Ortiz, en reconocimiento al iniciador del popular paseo anexo.

La plantación de álamos para formar paseos públicos se inició en los primeros años de vida independiente.

La tradición de plantar álamos a la orilla de los ríos para mejorar el entorno de las poblaciones es una usanza heredada de la costumbre española de las fundaciones españolas.

A principios del siglo XX se colocaron las primeras bancas para el descanso de los paseantes, y luego, en los años treinta, se construyeron andadores, con recias bancas y arbotantes de granito.

En 1996 se inició por primera vez una remodelación integral del paseo, se clausuraron las calles interiores destinadas al tránsito y estacionamiento de carros, para ampliar y privilegiar los andadores y jardines.

El monumento más antiguo localizado en este paseo es el que se erigió al Benemérito de las Américas, en 1906, en ocasión del primer centenario de su nacimiento. El monumento a Juárez fue derribado en un acto vandálico el 24 de noviembre de 1954, repuesto en su pedestal el 5 de febrero del año siguiente. Desde entonces los estudiantes del entonces Instituto Juárez, ahora Universidad Juárez, realizan cada 21 de marzo guardias de honor.

Aquí el deleite está en caminar tranquilamente por su largo corredor adoquinado, detenerse frente a una escultura, a una exposición de fotografía o simplemente sentarse en una banca rodeada de jardines y fuentes danzarinas, para disfrutar de un buen libro. No olvides caminar a través del Puente de las Alamedas para que puedas disfrutar del Corredor y Templo de Analco.

Close Bitnami banner
Bitnami