Museo de Arquitectura e Historia al Aire Libre de Durango

Templo de San Juan de Dios

Fundado el 31 de julio de 1595 originalmente como hospital por petición de Diego de Villar, procurador de la Villa de Durango.

Nombre Original o Nombres Adicionales: Hospital Santa Veracruz – Hospital de San Cosme y San Damián – Hospital de los Pobres
Año de Edificación: 1595
Dirección (y calles aledañas): Calle Pino Suárez 602
  Uso Original: Hospital   Uso Actual: Escuela Primaria Alberto M. Alvarado – Escuela Primaria Guadalupe Victoria – Templo de San Juan de Dios
Tipo de Construcción y Materiales: Estilo neoclásico, techado de bóveda, tiene unos contrafuertes de gran tamaño decorados un tanto barroco además de una portada lateral muy al estilo de la época. Los gruesos muros de adobe y piedra aún se conservan. Las columnas de cantera delgadas y en algunas partes un tanto pequeñas, muestran la sencillez con que los monjes de la orden de San Juan de Dios dispusieron para el más importante hospital de la Nueva Vizcaya.
Estilo Arquitectónico: Neoclásico – Neocolonial – Barroco
  Ocupantes o Dueños de Interés: – En su inicio, se puso bajo la advocación de la Santa Veracruz y su primer administrador fue Alonso Meléndez. – Tiempo después, se encargaron de su administración los religiosos de San Juan de Dios, los primeros juaninos que lo atendieron fueron Fray Francisco Ferrer y Fray Juan de Torres.

Fue el primer hospital en la ciudad de Durango. Por real orden del 25 de abril de 1719 se reparó el edificio del hospital:

• Se aumentó a seis el número de religiosos que lo atendían, además de un capellán.

• Se añadieron dieciséis camas a las ocho que ya había. • Se restableció una botica; se puso al frente de la misma a un boticario examinado y se llevó a un médico con una renta fija.

• Se emplearon tres mil quinientos pesos para reestablecer la botica.

• Los medicamentos se trajeron de la ciudad de México.- El sueldo del boticario era de cuatrocientos pesos anuales.

En 1729, el doctor Don Benito Crespo, Obispo de la diócesis, bendijo con solemnidad las reformas y ampliaciones materiales de dicho hospital y el 7 de marzo de 1739 se hizo la consagración de la iglesia anexa al mismo, que en la actualidad conocemos como Templo de San Juan de Dios.

Por más de un siglo, vivió el hospital de limosnas y en absoluta miseria, hasta que el Gobernador Manuel de San Juan y Santa Cruz, solicitó al rey de España ayuda para mejorar la institución.

Cuando se consumó la Independencia de México, fue imperativo legal retirar de todos los edificios públicos el escudo de La Real Corona Española y sustituirlo por el escudo nacional de la época.

Durante la época de México independiente, hasta el año de 1918, funcionó como hospital dando atención médica y hospitalaria a personas pobres, de donde tomó el nombre de “Hospital de Los Pobres” como se le conoció por muchos años.

En el año de 1920 el edificio fue expropiado por causa de utilidad pública y parte de su terreno fue donado para la Logia Masónica y en el resto se construyó la Escuela Primaria Alberto M. Alvarado que todavía funciona en la actualidad. Los terrenos de la huerta del hospital y convento se expropiaron para construir en ellos el Centro Escolar Guadalupe Victoria.

Close Bitnami banner
Bitnami